Gone Girl (2012)(Critica)

Gone Girl es una película de misterio-thriller estadounidense, basada en la novela homónima publicada en el 2012 por Gillian Flynn. Dirigida por David Fincher. Protagonizada por Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Tyler Perry y Carrie Coon. Fue estrenada el 3 de octubre de 2014 con un presupuesto de $61 millones.
La cinta narra la historia de Nick Dunne, que cierto día al regresar a su casa descubre que su esposa ha desaparecido sin dejar rastro alguno. Con ayuda de la policía local, intentara descubrir el paradero de su esposa que lo llevara a descubrir aspectos de su pareja que no conocida del todo bien.

Si de algo se sabe sobre Fincher, es que su estilo es único e inigualable, padre del final inesperado y el misterio, como así también de las películas que nadie logra entender o interpretar.
En esta nueva ocasión nos presenta Gone Girl, un largometraje que mantiene cautivo al espectador desde el principio hasta el final,  con sus toques de suspenso, y aspectos como la incertidumbre y el misterio, donde vemos a una pareja que comienzan su relación de la mejor manera posible, hasta el día que toda esa felicidad comienza a invertirse y a generar deseos de odio y soledad.

Una película que concluye de forma aceptable y sofisticada y que no requiere de un estudio posterior. Cabe destacar la perfecta actuación de Pike, que se lleva todos mis aplausos.