Unbreakable (2000)(Critica)



Película escrita y dirigida por M. Night Shyamalan y protagonizada por Bruce Willis y Samuel L. Jackson.
David Dunn (Bruce Willis) es un guardia de seguridad, y ex jugador de futbol americano, lleva una vida apagada, triste, y desolada, posee una familia compuesta por su esposa Audrey Dunn (Robin Wright), y su hijo Joseph Dunn (Spencer Treat Clark).
Cierto día David protagoniza un choque de trenes, del cual resulta ser el único sobreviviente y sin sufrir ninguna herida, este echo atrae la atención de Elijah Price (Samuel L. Jackson), un enigmático personaje, aficionado por los cómics, quien sufre una enfermedad que le debilita los huesos dejándolos altamente expuesto a fracturas y otros tipos de lesiones, Elijah decide contactar a David, para explicarle una teoría donde afirma que ambos dos están conectados, puesto que representan un limite entre ellos, por un lado David es considerado, según el, un hombre que no puede sufrir lesiones, mientras que el esta expuesto a lesiones graves, al ver su condición Elijah decide tratar a David como si fuera el nuevo héroe de la era moderna.

Maravillosa película, una vez más Shyamalan demuestra sus grandes dotes como director, logrando esta joya del cine, contando con dos grandes actores, y una historia bastante descabellada pero convincente, nos plantea una película que no otorga mucho drama, pero que al final demuestra ser una genialidad. Recomiendo mucho ver este tipo de películas, por que lo dejan a uno con sed de más.