The Game (1997)(Critica)



Película estadounidense, dirigida por David Fincher, protagonizada por Michael Douglas y Sean Penn.
El film trata sobre un poderoso, exitoso, multimillonario, pero egoísta y algo terco,
Nicholas Van Orton (Michael Douglas), quien en el día de su cumpleaños, su hermano Conrad (Sean Penn) le regala una tarjeta de invitación de CRS (una empresa dedicada a convertir cualquier tipo de vida es una vida feliz), Nicholas decida aceptar la invitación y luego de conocer el edificio central de la CRS, y de pasar una serie de extrañas pruebas físicas y mentales, comenzara lo que, al principio parece un juego simple, pero a lo largo de la película se ira convirtiendo en algo turbio y misterioso.

Una obra maestra del genio de Fincher, si bien no es tan compleja como sus restantes trabajos, pero en verdad es una fabulosa película, la forma en que el espectador es introducido al mismo juego que sufre el protagonista, genera la sensación de querer saber quien esta detrás de todo, como es posible la sucesión de hechos ocurridos a lo largo del film, esperando el gran final y sorprendente final.
En valores estéticos la película decae un poco, pero aun así mantiene en suspenso a cualquier persona que la vea.
Destaco mucho la fantástica actuación de Michael.