Segundo Circulo (2013)(Critica)

Segundo Círculo es una novela gráfica de 2013, escrita por Ariel Zylberberg y Federico Menéndez e ilustrada por Rodrigo Lujan, que además cuenta con un prólogo de Quique Alcatena.
La historia se centra en Ezequiel, un tímido y extraño joven que deberá rescatar a
una prostituta llamada Mandy, de las manos de un grupo de horrendos y asesinos alienígenas.

Penélope, una dramática araña prostituta, y Mandy, otra hermosa prostituta pero terrícola, dos sueños hechos realidad para cualquier extraterrestre que desea satisfacer su deseo sexual, cubierto de fetiches, escándalos e infinitas extremidades alocadas.
Por otro lado contamos con Ezequiel, un muchacho pasado de peso, fanático por los comics y enamorado terriblemente de Mandy, que, a pesar de ser aun virgen y de no tener ninguna experiencia con otras mujeres, deberá cruzar todo el espacio sideral para enfrentarse a un grupo de alienígenas descarados y pervertidos cuyo único afán es el sexo eterno.

Segundo Círculo es un excelente comic nacional e independiente, que combina perfectamente el humor, la ciencia ficción y hasta un poco de romance.
Con una gama de personajes alternativos, extraños y, porque no, desagradables, nos topamos con una historia interesante y original, en donde las ilustraciones se adaptan de manera fantástica con los diálogos y mantienen ese "estilo argentino" que tanto me gusta como en otras obras de similar índole.
La simple idea de pensar en una especie de dama de compañía-viuda negra que si se excede su tiempo de excitación terminara devorando a su cliente de manera grotesca, es realmente morbosa pero a la vez muy original y, tan solo, es una pequeña faceta de este comic que en su interior esconde un guion altamente recomendado y de agradable apreciación.