Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998)(Critica)

Lock, Stock and Two Smoking Barrels es un thriller/comedia negra británica del año 1998. Escrita y dirigida por Guy Ritchie y protagonizada por Jason Flemyng, Dexter Fletcher, Nick Moran y Jason Statham.
La historia gira en torno a cuatro amigos que luego de perder una importante suma de dinero en un juego de cartas, deberán saldar una cuenta con uno de los participantes, nada mas y nada menos que Harry "El Hacha" Lonsdale, un oscuro y poderoso hombre que amenaza terminar con sus vidas si no entregan el dinero.

Increíble y fascinante, una verdadera muestra del cine y de todo lo que implica. Un guión excepcional, actuaciones divertidas e icónicas, escenas entrelazadas con toques de acción y humor y revelaciones de actores tales como Statham y Jones.
El punto más fuerte que puedo destacar es la forma en que el director desarrolla las escenas, ya que una tras otra se relacionan de manera descomunal pero aun así mantiene el orden cronológico de la misma. Sin duda es una verdadera película de culto.